miércoles, 20 de enero de 2010

Visita a MALA - CAÑETE - LIMA, 17-18 de Enero























EL BANANO MALEÑO… UN PATRIMONIO SINGULAR
Por: Gloria Mardini Elliot, Entrevista: Anmy Cerna
El dia 17 y 18 de enero, realizamos una visita a Mala, para conocer la producción orgánica del banano en esa zona.
Fue una lección interesante que recibimos del Ing. Juan Carlos Marín, quien nos demostró cómo se cultiva el plátano en Mala, qué abonos se usan y las plagas que lo atacan y cómo combatirlas. Lo más importante fue saber que en todo el proceso solo se usan productos orgánicos lo que le da una gran calidad al Plátano Maleño.
Visitamos el fundo Cuya y el del señor Huapaya en los que observamos diferentes ecotipos de plátanos como: De Seda, de isla, el sedón y el palillo.
En esa zona de Mala los terrenos son humedales de agua dulce producto de la filtraciones del rio y apreciamos la técnica de canales utilizada. Seguimos con interés la explicación de la preparación del terreno y la elaboración del abono orgánico y cómo el agricultor usa todas las partes de la planta de plátano: las hojas para hacer tamales, los tallos para hacer tejidos y los restos los convierte en abono.
Pudimos constatar los graves efectos del cambio climático en las plantaciones de plátanos, de vid y otros vegetales. El Ing. Marín nos hizo notar que el terreno es salino, entonces las lluvias recientes de varios días han disuelto las sales superficiales del terreno y las llevan al fondo y estas contaminan la capa freática dulce, lo cual repercute en que los árboles ahora se ven amarillos y con las hojas caídas, igualmente la vid muestra sus racimos de uvas muy pobres.
El señor Huapaya agricultor de una de las plantaciones visitadas nos hizo notar que esa sensación de bochorno con la que se siente el calor, no es normal y eso está ocurriendo después de que llueve y es lo que está afectando a las plantaciones. Su producción ha bajado y les ocasiona pérdidas.
En esta visita a Mala aprendimos a valorar más el trabajo del agricultor y todo el esfuerzo que hace para que en la ciudad podamos disfrutar de un fruto sano y nutritivo. Pudimos probar el plátano palillo y también el plátano maleño que realmente son una delicia. Pero es importante decir que el plátano maleño solo se cultiva en una zona del Huallaga, en Trujillo y aquí en Mala. Es un patrimonio de esta zona que debe tener un lugar privilegiado en nuestra economía nacional porque es orgánico, es sano, nutritivo y de exquisito sabor. Es un fruto popular de reconocida calidad cuyo consumo debemos promover y difundir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada